Hasta llegar a ser el autor de HR Digital Talent he pasado por muchas etapas en mi vida, tanto personales como profesionales; y estoy seguro de que el cómputo de todas ellas me han traído hasta aquí. Soy Javier Moreno Jabardo y estoy inmerso en Internet desde el año 2002, en el cual comencé a trabajar en el Portal Universia del Banco Santander; y allí además de conocer a personas estupendas de las que aprendí muchísimo, desarrollé 4 años de mi carrera profesional entre grandes profesionales del sector.

Mis tareas eran muy técnicas – debido a mi formación por aquel entonces – y colaboré en la puesta en marcha de muchísimos proyectos web que fueron, muchos de ellos un éxito y otros muchos pasaron desapercibidos; pero aprendí mucho de todo aquello. El mítico Funversion con mi querido Gonzalo Valverde, todos los sites de contenido – para el profesorado, para el pre universitario, para los PAS – el portal de Marea Blanca que reflejó la catástrofe del Prestige, el portal de empleo, las múltiples campañas que realizábamos, la batería de banners que hacíamos y que después subíamos al Ad Server; y las diversas colaboraciones que teníamos y a las que dábamos soporte todos los días. Que grandes recuerdos.

Por mi propia inquietud comencé ya a colaborar como freelance con alguna PYME. O les asesoraba o les ejecutaba algún proyecto web, o ambas cosas. Y de esta forma, subí a la red unos cuantos portales de los que me siento muy satisfecho. De hecho hubo una persona con la que colaboré de forma más sostenida, que me ayudó mucho a darme cuenta de algo: quería seguir creciendo profesionalmente. Y fue a partir de aquí, cuando decidí conocer el negocio, y no tanto el pinta y colorea de Internet.

Así que combiné mis estudios con nueva formación en business y posteriormente en marketing digital en el año 2006. Lo cual me permitió pasar por empresas estupendas: tales como OCU, BBVA, ESIC Business & Marketing School, Cegos España, IMF Business School y Escuela Universitaria TAI. Donde pude desarrollar mis conocimientos en el ámbito digital y de negocio; combinación que sin lugar a dudas a día de hoy es fabulosa para cualquier profesional. Las experiencias en todas ellas, han sido muy diferentes; pero de todas me llevo algo positivo, pues son las personas que las conforman, me han ayudado a ser la persona que soy.

Por el camino fui empresario, docente, escritor, blogger, miembro de la junta directiva de una asociación, voluntario en algunas causas que me parecieron justas, deportista amateur y por último padre. Algo que me ha cambiado la vida en todos los aspectos, y a la vez algo de lo que me siento muy orgulloso; aunque he de decir que también me ha cargado de responsabilidad y a la vez me ha hecho disfrutar de facetas de la vida que hasta el momento estaban sin explorar para mi, como por ejemplo esa responsabilidad de la que hablaba. A mi hijo le dediqué uno de mis primeros post, pues este site proviene de un blog personal que se llamaba: “El rincon de Javier Moreno“; del cual he querido rescatar algunas entradas. (“Para que leas de cuando en cuando“)

Y en otro orden de cosas; y después de llevar algunos años gestionando personas o en cargos de mayor responsabilidad, hay algo que no me puedo quitar de la cabeza: las organizaciones no existen. Son las personas que las conforman, las que las hacen: las que las crean y/o las que las destruyen; así que somos máximos responsables de atender sus necesidades con el afán de construir. Y por eso quiero compartir con todos vosotros mis experiencias, en la medida en que el tiempo me lo permita; pues todos nosotros tenemos un gran reto: transformar nuestras organizaciones, apoyándonos en las personas que las conforman.

Mis últimas experiencias profesionales, me han permitido emprender proyectos estupendos, que me han permitido crecer a todos los niveles, y demostrarme a mi mismo: “que yo lo valgo“. En realidad si nos ponemos algo más románticos: “que los límites nos los ponemos nosotros mismos“. Y a la vez vivir de primera mano el ámbito de los recursos humanos, del talento y en definitiva de las personas.

Y teniendo siempre presente el “negoci“, concatenado con la transformación digital; y con la importancia que tienen las personas en todo el proceso, os presento HR Digital Talent. Una plataforma que da cabida a todo aquel que quiera co-crear conocimiento.

Marketing y RRHH: Employer Branding

71
employer-branding

Cada vez que me pongo a escribir me remonto al pasado, así que me apunto en mi debe analizarlo. Pero es irremediable, y más aún cuando quiero hablar de employer branding, o por no atentar nuevamente contra nuestro idioma: marca empleador. Y quiero remontarme al pasado, pues en el año 2008 escribí un libro, que a día de hoy podríamos denominar whitepaper o como siempre lo he llamado yo: es una pequeña reflexión; que aventuraba a definir el poder que tenía el consumidor en relación a las organizaciones, gracias a los nuevos canales.

El libro se llama, “Algunos lo llaman reputación online“; y el título era este y no otro, por una sencilla razón: lo llamemos como lo llamemos, se trata de un cambio – o se trataba, ya que estábamos en el año 2008que revolucionó la forma en que las empresas comenzaron a relacionarse con los consumidores y viceversa. (Si os apetece podéis echarle un vistazo, ya que he dejado el texto en abierto; aunque no tiene maquetación, pero espero que os pueda servir de algo, o al menos como curiosidad).

Para los que no queráis profundizar, os diré que la introducción del libro es retante y termina con la siguiente reflexión:

¿Eres consciente del PODER que tienen tus CLIENTES respecto a la imagen de tu empresa? La respuesta es: ilimitado. Pues del resultado que extraigan de la experiencia adquirida con tu marca, pueden ser grandes prescriptores de opinión o por lo contrario enemigos acérrimos de la misma ocasionando grandes perjuicios al valor de tu imagen corporativa.

Y todas estas reflexiones y aproximaciones, que hacíamos hace años algunos profesionales del sector no estaban en absoluto alejadas de la realidad; lo cual me satisface sobre manera, y por lo tanto no me importa en absoluto echar la vista atrás. Pero además de llenarme de satisfacción, me provoca inquietud, pues los que hemos trabajado en esta línea, respondiendo a una demanda de mercado nos hemos olvidado de que todas o casi todas estas disciplinas son aplicables a otros segmentos de la empresa, y no solo al negocio; sino a las personas, personas que hacen posible que funcionen los modelos de negocio.

En este caso, es complicado saber cómo influye en la marca empleador un problema de reputación online de la marca; pero todos estamos seguros de que dependiendo del “fuego” que tengamos en la compañía, de una forma u otra hace daño. Así que trabajar la construcción de una identidad digital en la red, con afán de trabajar el employer branding comienza a ser esencial; pero requiere de recursos que los departamentos de HR no tienen, o al menos no están acostumbrados a tener; y ya comienza a vislumbrase la necesidad de incluir en estas áreas de la compañía a perfiles digitales vinculados a negocio (marketers) o a perfiles de comunicación. Que pasarían a ser unidades de servicio al departamento de recursos humanos.

Francamente no vamos a descubrir la rueda; pues la ejecución se trata de lo de siempre: construyamos una historia, contémosla de forma sostenible a través de los diferentes canales que tenemos a nuestra disposición en Internet y aprovechemos el potencial que tienen nuestros propios empleados para divulgar lo que ocurre “en nuestra casa“. ¿Nuestro objetivo? Por un lado generar demanda y por el otro engagement.

Y todo esto, “parece muy de marketing”, pues: estamos hablando de captar y de fidelizar a través de diferentes canales, y estamos hablando de que todos los mensajes que usaremos tendrán coherencia con una misma historia (storytelling), que será la que soporte toda la estrategia…pero hay algo mucho más importante que esto: la historia tiene que ser real. (Storydoing).

En definitiva el employer branding es una herramienta que nos permite transmitir lo atractiva que es nuestra empresa, tanto interna como externamente; así como retener el talento y atraerlo. Los beneficios que aporta los define claramente Daniel Harris, en este artículo de Puromarketing:

al ser vista como una empresa exitosa atrae nuevos talentos. Ya cuando los candidatos llegan a la empresa sin buscarlos nos ahorramos costos de búsqueda, al ser una empresa atractiva se convierte en reconocedora de reconocimientos públicos y privados, buena imagen que se trasmite al cliente. Aparte de su principal beneficio que es disponer de talento comprometido con la empresa y ayudar a mejorar el posicionamiento de la organización en el mercado, este también juega un papel muy importante que es fortalecer y contribuir al posicionamiento en la responsabilidad social de la empresa.

Así que haciendo nuevamente una analogía con la identidad digital de una marca; algo que hasta el momento había afectado directamente a los departamentos de comunicación de las organizaciones, tenemos un nuevo reto y es que mediante las mismas técnicas – marketing y comunicación online – apoyemos a las áreas de recursos humanos de las organizaciones, para que éstas desarrollen planes de acción que les permitan obtener y retener talento, que aporte valor a la organización; algo que es cada día más complejo por encontrarnos en un mercado cada vez más competitivo y feroz. Y por supuesto que todo este esfuerzo esté monitorizado de forma constante, con el afán de conocer en real time que está ocurriendo y que inputs sobre la marca están existiendo.

Y por aterrizar todos estos conceptos, y atendiendo a la practicidad que le quiero dar a cada aportación que hago aquí; hago la siguiente aclaración: para poner en marcha el employer branding necesitamos lo primero de todo – o al menos es como siempre he trabajado yotrabajar desde el resultado hacia atrás, es decir siempre en sentido inverso. Pues este esquema nos ayudará a dibujar un plan de acción con todos aquellos recursos que son necesarios.

Pero los objetivos que nos definamos han de ser tangibles, así que necesitamos – como siempreextraer unos KPI´s que nos ayuden a medir la consecución de nuestro plan. Esto nos ayudará a saber no solo donde queremos llegar, sino también en qué situación estamos ahora; y también a conocer de primera mano cuales son nuestros GAP´s, y por ende donde hemos de poner más esfuerzos. A la vez necesitamos establecer unos recursos que nos permitan llegar a nuestro momento ideal, el cual se traduce en el cumplimiento de los objetivos; así que la asignación de recursos es crucial para que el proyecto tenga resultados extraordinarios.

Y qué mejor modo de asignar recursos que involucrar a toda la organización para un proyecto de employer branding. Si queremos llegar a cumplir nuestros objetivos partiendo de la base, de que nuestro resultado ha de ser el mejor escenario posible; la clave es la involucración de todos los componentes de la organización, ya que todos ellos nos ayudarán a saber a ciencia cierta quienes somos en ese momento. Pues hemos de ser plenamente conscientes de ello; ya que si ya tenemos claro quienes queremos ser, o al menos qué queremos comunicar qué somos.

Pues estoy plenamente seguro de que entre lo que somos y lo que queremos comunicar que somos, existe muchísima distancia. Y recordemos que nuestra historia ha de ser coherente con la realidad; sobretodo porque si habéis leído ya “mi pequeña reflexión” del año 2008, nosotros no tenemos el poder, lo tiene el consumidor; o en este caso…lo tiene el empleado. O al menos tiene capacidad – a través de múltiples herramientas – de hacernos daño o de desmontar nuestra mentira, si es que la hay. Así que seamos coherentes.

Ya dispondríamos de unos objetivos concretos que alcanzar, un método que nos ayuda a medir como va la consecución de los mismos y una bofetada de realidad que muy probablemente haga que se revisen los objetivos. Y ya con todo esto solo queda aterrizar la estrategia mediante el diseño de un plan de acción; su puesta en marcha o implementación y por supuesto la piedra angular de esta entrada, la monitorización constante, que nos permita ajustar para conseguir nuestros objetivos.



One Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>