Hasta llegar a ser el autor de HR Digital Talent he pasado por muchas etapas en mi vida, tanto personales como profesionales; y estoy seguro de que el cómputo de todas ellas me han traído hasta aquí. Soy Javier Moreno Jabardo y estoy inmerso en Internet desde el año 2002, en el cual comencé a trabajar en el Portal Universia del Banco Santander; y allí además de conocer a personas estupendas de las que aprendí muchísimo, desarrollé 4 años de mi carrera profesional entre grandes profesionales del sector.

Mis tareas eran muy técnicas – debido a mi formación por aquel entonces – y colaboré en la puesta en marcha de muchísimos proyectos web que fueron, muchos de ellos un éxito y otros muchos pasaron desapercibidos; pero aprendí mucho de todo aquello. El mítico Funversion con mi querido Gonzalo Valverde, todos los sites de contenido – para el profesorado, para el pre universitario, para los PAS – el portal de Marea Blanca que reflejó la catástrofe del Prestige, el portal de empleo, las múltiples campañas que realizábamos, la batería de banners que hacíamos y que después subíamos al Ad Server; y las diversas colaboraciones que teníamos y a las que dábamos soporte todos los días. Que grandes recuerdos.

Por mi propia inquietud comencé ya a colaborar como freelance con alguna PYME. O les asesoraba o les ejecutaba algún proyecto web, o ambas cosas. Y de esta forma, subí a la red unos cuantos portales de los que me siento muy satisfecho. De hecho hubo una persona con la que colaboré de forma más sostenida, que me ayudó mucho a darme cuenta de algo: quería seguir creciendo profesionalmente. Y fue a partir de aquí, cuando decidí conocer el negocio, y no tanto el pinta y colorea de Internet.

Así que combiné mis estudios con nueva formación en business y posteriormente en marketing digital en el año 2006. Lo cual me permitió pasar por empresas estupendas: tales como OCU, BBVA, ESIC Business & Marketing School, Cegos España, IMF Business School y Escuela Universitaria TAI. Donde pude desarrollar mis conocimientos en el ámbito digital y de negocio; combinación que sin lugar a dudas a día de hoy es fabulosa para cualquier profesional. Las experiencias en todas ellas, han sido muy diferentes; pero de todas me llevo algo positivo, pues son las personas que las conforman, me han ayudado a ser la persona que soy.

Por el camino fui empresario, docente, escritor, blogger, miembro de la junta directiva de una asociación, voluntario en algunas causas que me parecieron justas, deportista amateur y por último padre. Algo que me ha cambiado la vida en todos los aspectos, y a la vez algo de lo que me siento muy orgulloso; aunque he de decir que también me ha cargado de responsabilidad y a la vez me ha hecho disfrutar de facetas de la vida que hasta el momento estaban sin explorar para mi, como por ejemplo esa responsabilidad de la que hablaba. A mi hijo le dediqué uno de mis primeros post, pues este site proviene de un blog personal que se llamaba: “El rincon de Javier Moreno“; del cual he querido rescatar algunas entradas. (“Para que leas de cuando en cuando“)

Y en otro orden de cosas; y después de llevar algunos años gestionando personas o en cargos de mayor responsabilidad, hay algo que no me puedo quitar de la cabeza: las organizaciones no existen. Son las personas que las conforman, las que las hacen: las que las crean y/o las que las destruyen; así que somos máximos responsables de atender sus necesidades con el afán de construir. Y por eso quiero compartir con todos vosotros mis experiencias, en la medida en que el tiempo me lo permita; pues todos nosotros tenemos un gran reto: transformar nuestras organizaciones, apoyándonos en las personas que las conforman.

Mis últimas experiencias profesionales, me han permitido emprender proyectos estupendos, que me han permitido crecer a todos los niveles, y demostrarme a mi mismo: “que yo lo valgo“. En realidad si nos ponemos algo más románticos: “que los límites nos los ponemos nosotros mismos“. Y a la vez vivir de primera mano el ámbito de los recursos humanos, del talento y en definitiva de las personas.

Y teniendo siempre presente el “negoci“, concatenado con la transformación digital; y con la importancia que tienen las personas en todo el proceso, os presento HR Digital Talent. Una plataforma que da cabida a todo aquel que quiera co-crear conocimiento.

Gestionamos personas, pero nos tenemos que apoyar en las máquinas (IA)

63
robot-4120890_1920

Cuando hablamos de conceptos como la inteligencia artificial, nos sigue pareciendo todo ciencia ficción, pero es una realidad latente que está presente en muchas organizaciones hoy en día. Seguimos empeñados en decir que muchos de los avances tecnológicos son el futuro, sin ser verdaderamente realistas con el entorno que nos rodea, no queremos asumir la realidad, y nos convertimos en unos inconscientes, no puede ser de otra manera, y así tenemos que ser etiquetados; ya que si fuéramos verdaderamente conscientes de nuestro entorno, lo seríamos también de que muchos de los avances de la tecnología que nos parecen futuribles, son el presente, el día a día, nuestro entorno.

Para aquellos que no conocen qué es la inteligencia artificial, me gustaría apoyarme en una de las mejores definiciones que he podido leer en las últimas semanas, (¿Somos conscientes de los retos y principales aplicaciones de la Inteligencia Artificial?) que dice que “…es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano. Una tecnología que todavía nos resulta lejana y misteriosa, pero que desde hace unos años está presente en nuestro día a día a todas horas”. Si me lo permitís, insisto en algo: “…está presente en nuestro día a día a todas horas”.

Inteligencia artificial

Esta imagen recoge más terminología que se menciona actualmente – aunque como podéis observar tiene un histórico amplio – y que es importante  posicionar ya que nos ayuda a identificar diversas disciplinas del sector, que estarían englobadas como podemos observar bajo el paraguas de la inteligencia artificial. La diferencia entre estas dos disciplinas viene dada fundamentalmente por la intervención del ser humano. Algo que recojo en la siguiente imagen:

machine learning deep learning

El ámbito que nos aborda a nosotros es el de la innovación en recursos humanos, y por eso aunque esto parezca una batería de entradas tecnológicas, no pretende serlo. Solo, pretende reflejar que múltiples áreas de la organización requieren de nuevas tecnologías constantemente para dar mejor respuesta a sus dos colectivos más importantes: el cliente y el empleado.

La aplicabilidad de estas disciplinas en el ámbito de gestión de personas es múltiple, de hecho si profundizamos en machine learning, encontramos un enorme abanico de posibilidades. Hace algún tiempo ya escribí sobre su incidencia en el ámbito de la formación, pero ahora son múltiples, pues hemos aprendido más aún sobre el negocio, y hemos entendido la importancia que tiene ser un departamento data driven.

El machine learning engloba varias disciplinas; dada la complejidad de las mismas, y por favorecer la lectura, nos centraremos en dos de ellas: el aprendizaje supervisado y el aprendizaje no supervisado. Pero en definitiva, lo que nos interesa es saber qué podemos hacer con cada uno de ellos, y en el área de gestión de personas, nos interesaría destacar que en el primero tendríamos la posibilidad de crear modelos de clasificación y de regresión; y en el segundo, modelos de clustering.

MODELOS DE CLASIFICACIÓN

Si nos basamos en la información que tenemos del histórico de empleados que se han ido de la organización, que esté resumida en una serie de variables como por ejemplo la edad, el puesto de trabajo, la distancia de su domicilio al puesto de trabajo, el tiempo que tardan en llegar al centro de trabajo, si tienen hijos o no, el número de hijos que tienen, si disponen de más experiencia profesional, su nivel de estudios, la antigüedad en la empresa…y un largo etcétera de datos ciertamente imprescindibles; los algoritmos de clasificación nos permitirían construir un modelo que nos dejaría asignar, a un nuevo empleado una etiqueta que nos dijera: “Se va de la compañía” o “No se va de la compañía”. Es decir podríamos predecir con una alta probabilidad el absentismo.

MODELOS DE REGRESIÓN

Un modelo de regresión nos permitirá averiguar un valor numérico de una variable continua. Si dispusiéramos de un volumen razonable de datos de nuestros empleados, donde éste incluyera el performance, tipificado numéricamente, podríamos responder a qué nivel de performance iban a tener los candidatos que estamos evaluando para un puesto de trabajo. Es decir, podríamos predecir la idoneidad de los candidatos, y el matching de estos con el puesto de trabajo.

MODELOS DE CLUSTERING

Los modelos de clustering nos permitirán agrupar diferentes individuos por un patrón común. Pero recordemos que los modelos de clustering están bajo el paraguas de aprendizaje no supervisado, por lo que se trata de un ejercicio o una reflexión abierta, mediante la cual realizas una exploración para saber si existe una agrupación natural. Por lo que estas agrupaciones nos pueden ayudar a conectar con los colectivos de forma diferente, podríamos usarlo para efectuar planes de retención y/o comunicación.

Compañeros de gestión de personas, ¿entendemos ya la importancia de acercarnos al dato? Estos, son solo unos ejemplos, de los múltiples proyectos que se pueden llegar a implementar. Vamos a poner nuestros esfuerzos en explorar la cantidad de datos de los que disponemos, ya que la calidad de los mismos es crucial, para poder implementar este tipo de proyectos.



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>